Copy of solar-panels-1477987_1920

5 consejos de ahorro energético para tus placas solares

Clío Beruete

Lectura de 3 min

ÍNDICE

Ahorrar energía se ha convertido en una prioridad para muchos ciudadanos. Una manera sencilla, práctica y sostenible de hacerlo es instalar paneles solares fotovoltaicos en nuestro hogar. Una instalación de autoconsumo solar nos ayudará a conseguir un ahorro energético importante, por eso hemos recopilado una serie de consejos para ayudarte a conseguirlo.

El autoconsumo solar permite un ahorro energético del 30%

Del presupuesto mensual de un hogar, el apartado dedicado al gasto energético es uno de los más cuantiosos. Una medida eficaz para reducir este gasto es producir tu propia energía gracias a la instalación de placas solares en el tejado. Hacerlo suele suponer un ahorro energético de entre un 15% y un 20%. 

Hasta aquí el dato, sin embargo, además de poner paneles solares, se pueden acometer una serie de consejos para poder aprovechar la energía solar que generes de la mejor manera posible y conseguir un mayor ahorro energético, cercano al 30%. Te damos 5 consejos para conseguirlo:

  • Ten en cuenta las horas de luz: los paneles solares generan electricidad desde el primer momento en que un rayo de luz solar se posa sobre ellos. Sin embargo, el momento de mayor producción de energía se produce cuando la inclinación de los rayos alcanza los 30 grados aproximadamente. Esto se produce durante las horas centrales del día, es decir, de doce de la mañana a cuatro de la tarde. Durante este periodo la generación de energía de tus paneles solares llegará a su punto máximo. En este sentido, se recomienda hacer un cambio progresivo de los hábitos de consumo de la electricidad para concentrarla mayoritariamente durante este periodo.
  • Baterías de almacenamiento de energía: Si no podemos cambiar nuestros hábitos de consumo al horario de máxima producción solar, una solución muy conveniente es adquirir una batería solar. Con ella podremos almacenar la energía que genere nuestra instalación solar durante el día y hacer un uso posterior de ella. De esta manera, también conseguiremos ahorrar energía, puesto que no usaremos aquella proveniente de la red eléctrica general. 
  • Autoconsumo con excedentes: producir nuestra propia energía tiene muchas ventajas. Una de ellas no es solo reducir nuestro consumo de electricidad proveniente de la red eléctrica, sino que además podemos obtener un beneficio adicional al verter nuestro excedente a la compañía eléctrica con la que tengamos contratado el servicio. Según el Real Decreto 244/2019, conocido como Ley de Autoconsumo, debemos ponernos en contacto con nuestra comercializadora de energía y solicitar la tramitación de una compensación de excedentes. Esto significa que la compañía nos pagará por los kilovatios que vertemos a la red eléctrica general. Este pago se verá reflejado en la factura a través de un descuento y tiene un límite que es el gasto 0. Es decir, que la compañía restará lo que vertemos a la red, de lo que consumimos, hasta que llegue a 0.  
  • Renovar y programar los electrodomésticos: un electrodoméstico antiguo consume mucha energía para poder funcionar. Sustituirlo por aquel de nueva generación será una buena opción, sobre todo, por uno que tenga una etiqueta energética A+++, cuyo consumo energético es muy reducido. 

En paralelo al paso anterior, otra medida eficaz es programar el uso de los electrodomésticos. Hoy en día, muchos de ellos, además de ser más eficientes permiten la opción de programar el lavado. Así, las lavadoras o lavavajillas que haya que poner, se pueden poner en el horario de máxima producción solar. O por ejemplo, cuando usemos el horno para cocinar, lo podemos apagar unos 10 minutos antes del tiempo programado, el alimento se terminará de cocinar con el calor residual.

  • Control de temperatura, aislamiento térmico y gasto fantasma: Mantener una temperatura estable en el hogar es una de las medidas de ahorro energético más sencillas. Una temperatura de 21 grados todo el año, puede suponer un gran ahorro. Y para mantener la temperatura estable es fundamental tener además un buen aislamiento térmico. Así pues, ventanas y puertas deben permitir una buena ventilación a la vez que impidan las corrientes de aire y los escapes de calefacción. Y por último, cuidado con el consumo fantasma. Es decir, todos aquellos aparatos electrónicos que mantenemos conectados a la red eléctrica de forma continuada. Un ejemplo de ello es el cargador del móvil o las pantallas del ordenador. Debemos evitar dejarlos conectados si no los estamos usando. 

Amortización de la inversión

La energía eléctrica sustenta gran parte del desarrollo económico de las sociedades actuales. Por eso, saber gestionar mejor y ahorrar energía se ha convertido en algo imprescindible. 

Estas medidas de ahorro en España serán fundamentales para poder sacar el máximo rendimiento a tu instalación fotovoltaica. Porque no solamente te ayudará a mitigar el impacto de la subida de los precios de la luz sino que además te permitirá amortizar antes la inversión realizada. 

Una inversión que ya no es tan elevada gracias a que placas solares, inversores o baterías de almacenamiento han reducido su precio en los últimos años. Una realidad que mejora los tiempos de amortización de las inversiones en este a aproximadamente la mitad. 

Más artículos

decoration
decoration

Da el primer paso!

Completa nuestra calculadora solar gratuita y recibe una oferta personalizada

PIDE TU PRESUPUESTO