Baterías para placas solares: una buena manera de ahorrar luz

Baterías para placas solares: una buena manera de ahorrar luz

Clío Beruete

Lectura de 4 min

ÍNDICE

Instalar paneles solares y las baterías para placas solares en la vivienda es una medida cada vez más popular entre los ciudadanos españoles. Generar nuestra propia electricidad no solo nos permite ahorrar en los costes energéticos de nuestro hogar sino que también nos ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. 

Si optamos por instalar paneles solares en nuestro inmueble tendremos que decidir entre varias cuestiones. Una de ellas será si queremos incorporar, o no, baterías solares a nuestra instalación de autoconsumo. Si bien no es un elemento imprescindible, una batería solar es una opción muy interesante a tener en cuenta. En este post te vamos a explicar todo lo relativo a las baterías solares para que puedas tomar esta decisión con conocimiento y soltura.

¿Qué son y para qué sirven las baterías para placas solares?

Una batería solar es un componente esencial de la instalación fotovoltaica que sirve para almacenar la energía generada por los paneles solares. Esto podría incluso llegar a permitir la desconexión de la vivienda de la red eléctrica.

Cuando no existe una batería en la instalación de autoconsumo, la electricidad no consumida por el hogar se vierte a la red eléctrica general. Por contra, si decidimos incorporar una batería, la energía sobrante se irá almacenando allí y servirá para poder utilizarla más adelante, por ejemplo en los momentos del día en los que los paneles fotovoltaicos no están generando energía, es decir, bien por la noche o en días muy nublados o lluviosos. 

De esta manera, las baterías solares nos permiten además ahorrar energía y costes puesto que esa energía almacenada se habrá obtenido de manera gratuita y sostenible produciendo una reducción de nuestro consumo eléctrico procedente de la red general.

En este sentido, debemos saber que es el inversor solar el encargado de suministrar la energía proveniente de los paneles fotovoltaicos hacia las baterías. Es este elemento el que transforma y distribuye el flujo de energía entre el consumo del hogar y lo que se acumula en la batería solar. 

Tipos de baterías para placas solares

También conocidas con el nombre de acumuladores solares, las baterías para placas solares tienen como principal objetivo poder utilizar la energía generada por los paneles en un momento posterior al de generación.

Existen varios tipos de baterías en función de la tecnología que utilizan los fabricantes para almacenar la energía. Así pues podemos encontrar cinco tipos fundamentalmente:

  • Baterías monoblock de plomo ácido abiertas: Son baterías que permiten hasta 400 ciclos de carga, lo que aproximadamente suele durar unos 2 o 3 años de uso. Son las baterías recargables más antiguas por lo que su coste es el más económico de instalar y aguantan una profundidad de descarga del 20%.
  • Baterías AGM: Son baterías que vienen selladas y que no precisan de mantenimiento. Este tipo de acumuladores puede permitir hasta 7000 ciclos de carga.
  • Baterías de gel: Su composición y funcionamiento es semejante al de las baterías AGM, sin embargo, estas ofrecen un mejor rendimiento ante la descarga.
  • Baterías estacionarias: cuenta con una tecnología superior y ofrece 3.000 ciclos de carga y descarga. Además, se puede descargar hasta el 80%. La vida útil es un poco más larga, de unos 7 u 8 años.
  • Baterías de litio: Son sin duda las mejores baterías y más duraderas. Ofrece hasta 6.000 ciclos de carga y descarga y permiten descargarse, incluso, hasta casi el 100%. Estas están pensadas y dirigidas a viviendas con consumos energéticos grandes o aisladas. Una de las principales ventajas de las baterías de litio para placas solares es su peso reducido y su escaso mantenimiento. 

Cómo escoger la batería solar ideal

Decidir qué tipo de batería solar debemos incorporar a nuestra instalación de autoconsumo dependerá de varios factores. Lo primero, el consumo energético que tenga la vivienda y segundo la capacidad de generación que vayamos a tener. 

Por norma general, debemos buscar una batería que nos permita almacenar la energía necesaria para cubrir las necesidades energéticas de nuestro hogar durante todo un día. 

Esto no supone que siempre vayamos a tener energía en la batería, pero sí ayuda a equilibrar inversión y rentabilidad del sistema fotovoltaico y también a saber qué capacidad de almacenamiento debe tener.

De esta manera, es aconsejable sobredimensionar el sistema respecto de la potencia de carga de baterías para poder a la vez cargar baterías y autoconsumir.

Así que una vez conozcamos la necesidades energéticas de nuestro hogar y la capacidad de generación de nuestras placas solares habrá que elegir una batería solar. Aquí nos fijamos en el número de ciclos de carga para saber su durabilidad. Además como hemos visto en el apartado sobre los tipos de baterías, no todas están hechas de los mismos materiales y, por tanto, no todas tendrán la misma resistencia al paso del tiempo, pero también es cierto que tampoco tendrán el mismo precio. Valorar estas tres cuestiones es vital a la hora de escoger una batería para placas solares.

Ventajas y desventajas de incorporar baterías solares

Como en todo, existen pros y contras de instalar baterías solares en nuestro sistema fotovoltaico. 

Su principal ventaja es la posibilidad de ahorrar costes, ya que al no desperdiciar la energía sobrante puede ayudarnos a reducir nuestra factura eléctrica. Por otro lado, las baterías solares pueden permitir la independencia energética de la vivienda en la que se instalen. 

La integración de una batería solar será de gran ayuda siempre que cumplamos unas condiciones como escoger aquellas con suficiente capacidad de almacenamiento para cubrir las necesidades energéticas de toda la vivienda. Por otro lado, será necesario que no experimentemos varios días seguidos de lluvia, momento en el cual la producción será más reducida. En el caso de estar aislados de la red podría llegar a agotarse dejando sin servicio a la vivienda.  

En cualquier caso, lo habitual es aún contando con baterías solares no desconectarse totalmente de la red. De hecho, solo se suele dar en casos muy concretos, como una vivienda rústica que se encuentre muy aislada y sea más costoso o complicado conectarla a la red eléctrica general, que adquirir las baterías solares. 

Por otro lado, también podría ocurrir al revés, gracias al almacenamiento de energía, si hubiera un corte de luz prolongado, nuestra rutina diaria no se vería afectada gracias al uso de nuestra energía almacenada. 

La última cuestión a tener en cuenta es que una instalación de autoconsumo con baterías será más costosa que sin ellas y, por tanto, se tardará más tiempo en amortizar la inversión. Además, la vida útil de una batería solar es menor que la de, por ejemplo, los paneles solares y en muchos casos requieren de un mantenimiento periódico. 

Como ves todas estas cuestiones deberán ser cuidadosamente analizadas antes de tomar la decisión de instalar placas solares con batería en tu hogar, pero no te preocupes desde Sunhero te guiaremos para hacer que todo el proceso sea sencillo y ágil para ti.

Más artículos

decoration
decoration

Da el primer paso!

Completa nuestra calculadora solar gratuita y recibe una oferta personalizada

PIDE TU PRESUPUESTO