placas solares sunhero

Placas Solares Fotovoltaicas: Todo Lo Que Debes Saber

Clío Beruete

Lectura de 19 min

ÍNDICE

Situación actual

Las placas solares son cada vez más comunes en el paisaje español. Año tras año la apuesta de España por aumentar la producción de energía renovable es cada vez más sólida. Una de las claves para conseguirlo va a ser el fomento del autoconsumo fotovoltaico. A través de subvenciones y bonificaciones fiscales, ya se está promoviendo  desde todas las administraciones la instalación de paneles solares fotovoltaicos en los tejados urbanos.

Precisamente por la importancia que está cobrando el autoconsumo fotovoltaico en nuestro país hemos elaborado este extenso artículo con todos los detalles relacionados con las placas solares, desde saber qué es un panel solar a cómo una instalación fotovoltaica puede darle un giro a tu economía personal. 

¿Qué elementos componen una instalación fotovoltaica?

Cuando hablamos de una instalación fotovoltaica debemos saber que suele estar integrada por al menos dos componentes: un cierto número de placas solares fotovoltaicas y un inversor. En realidad con un solo panel solar ya estaríamos generando electricidad, sin embargo es habitual tener varios instalados para poder cubrir el consumo eléctrico doméstico. Dependiendo del número total de paneles solares colocados y la disposición del tejado habrá que organizarlos en distintas secciones que también se conocen como strings.

A partir de esta unidad mínima de funcionamiento, podemos añadir otros elementos como pueden ser una batería de almacenamiento, optimizadores o medidores.

Si estamos pensando en dar el salto a la energía solar fotovoltaica, nuestro consejo desde Sunhero es que antes de hacerlo estudiemos bien esta tecnología para entender en profundidad cómo funciona. Esto nos ayudará no solo a dar el paso con mayor convencimiento sino a escoger mejor qué tipo de instalación queremos componer en nuestro hogar y a optimizar mejor el sistema una vez colocado.

De este modo, si hablamos de electricidad, debemos saber que existen dos tipos de corrientes: continua y alterna. En este sentido, en la corriente continua los electrones se mueven en una sola dirección, mientras que en la corriente alterna se mueven en ambos sentidos.

Históricamente se le atribuye al científico Thomas Edison la invención de la corriente continua a finales del siglo XIX. Sin embargo, no fue hasta la llegada de Nikola Tesla, décadas más tarde, que se inventó la corriente alterna. Este ingeniero de origen serbio consiguió un cambio en el flujo de electricidad para que ésta fuera más estable por lo que a partir de entonces es más fácil su distribución. En este sentido, debemos saber que a la puerta de nuestro hogar la electricidad llega de forma continua y de puertas hacia dentro funciona en alterna.

Tras esta breve explicación vamos a conocer, ahora sí, cuáles son los elementos de una instalación fotovoltaica. Ésta se compone, como decíamos un poco más arriba, de dos elementos fundamentalmente, aunque en ocasiones también puede constar de un tercer componente. Como decimos, en su fórmula más sencilla, encontraremos un inversor y unas placas solares cuyo número variará en función de nuestras necesidades energéticas.

kit autoconsumo solar sunhero

Veamos qué son cada uno de estos componentes:

¿Qué es un inversor?

Un inversor es un aparato fundamental en una instalación fotovoltaica. Algunos expertos lo denominan incluso el cerebro de la instalación ya que es el encargado de convertir la energía eléctrica generada por los paneles solares en energía eléctrica apta para el consumo del hogar.

O dicho de otro modo, un poco más técnico. La energía solar que generan los paneles solares es una energía continua y el inversor se encarga de transformarla en energía alterna que es la que utilizan los electrodomésticos dentro de un hogar.

Esta capacidad le confiere una importancia grande dentro de todo el conjunto. En este sentido, existen varios tipos de inversor. Los hay trifásicos y monofásicos, para adaptarse a la instalación eléctrica de nuestro hogar, no hay mayor decisión sobre esto.

Por otro lado, también tendremos que elegir entre tener un solo inversor u optar por varios micro inversores. Si escogemos un solo inversor, éste será el único que gestione la energía proveniente de todos los paneles solares que tengamos instalados. Sin embargo, si optamos por escoger micro inversores, esto significa que tendremos un inversor más pequeño por cada conjunto de paneles solares.

Elegir una u otra opción tiene sus ventajas e inconvenientes. En Sunhero trabajamos para asesorar a cada uno de nuestros clientes con la opción que mejor se adapte a sus necesidades. Puedes encontrar más información en este artículo sobre inversores vs microinversores.

¿Qué es una placa solar?

Por supuesto, los componentes más importantes de una instalación fotovoltaica son las placas solares. También llamado módulo solar o panel solar, es un dispositivo cuyo modo de funcionamiento es importante conocer. La placa solar es la encargada de recibir la radiación solar para su posterior aprovechamiento. Así pues, se encarga de absorber la radiación proveniente de los rayos del sol y enviarlos al inversor que, como hemos visto más arriba, será el encargado de transformarlos en energía eléctrica apta para el consumo doméstico. 

Algunas placas sirven para generar energía eléctrica y, otras, energía térmica. La diferencia entre ambas es que la primera convierte la luz en electricidad y la segunda, con ella, genera calor. En este artículo nos ocupamos solamente de la primera.

En este punto conviene hacer un inciso para aclarar que a lo largo de las últimas décadas, la fabricación de paneles solares ha aumentado considerablemente y ha entrado en una fase de producción a escala que ha permitido abaratar su coste. Puedes leer más sobre la evolución en el coste de las placas solares en este otro artículo.

En este sentido, los paneles solares están formados por una serie de células que convierten la luz solar en electricidad.  

Hasta aquí los elementos básicos de una instalación solar. Ahora veremos los que son opcionales. Fundamentalmente encontramos tres: la batería, el optimizador y el medidor. 

  • Batería: optar por una batería nos permitirá acumular la energía producida por los paneles solares fotovoltaicos cuando no estemos en disposición de utilizar la energía generada. De esta manera, la energía se guarda y no se vuelca a la red eléctrica general, y se puede usar cuando nos sea más conveniente. 

    Aunque se debe estudiar cada caso, según las necesidades energéticas de cada hogar, este tipo de recursos se suelen usar o bien para instalaciones aisladas o para aquellas cuyo consumo mayoritario se haga fuera de las horas centrales de generación de electricidad.
  • Medidor: se trata de un pequeño dispositivo de medición que se coloca en el cuadro general eléctrico de la vivienda. Nos servirá para monitorizar la producción de energía y el consumo eléctrico del inmueble. En este sentido, la mayoría de marcas de inversores suelen valerse de este dispositivo para recolectar datos sobre la instalación fotovoltaica. También los usan las comercializadoras y distribuidoras eléctricas para conocer el buen rendimiento de la instalación y, sobre todo, facilita su optimización.

¿Cómo funciona a nivel técnico una placa solar?

partes de un panel solar sunhero

Como hemos dicho anteriormente una placa solar está formada por una serie de células fotovoltaicas hechas de un material llamado silicio. El silicio es un metal fotoeléctrico. A nivel técnico, esto quiere decir que, al recibir la radiación solar, los fotones que impactan sobre el cristal son capaces de liberar electrones de sus átomos. Al liberarlos se produce una vibración o movimiento que es lo que se conoce como electricidad. Esta energía eléctrica producida es más tarde conducida a través de los cables hasta el inversor. 

Si quieres saber más sobre cómo produce energía eléctrica, puedes ver este vídeo:

¿Cómo se fabrica un panel solar?

En la fabricación de un panel solar intervienen varios procesos de cribado de materiales. Un panel solar está fabricado de silicio cristalino con distintos grados de pureza, aunque para los paneles monocristalinos será cercana al 98%. El resto de su composición suele estar hecha de vidrio. 

Por otro lado, la estructura del panel suele estar hecha de materiales ligeros como el aluminio. Además, las placas solares llevan aplicada una o varias láminas de un material conocido como EVA, que es el que más tarde va a garantizar el encapsulado de las células y la adherencia del vidrio. Una aplicación que procura una mayor durabilidad y resistencia al panel solar.

Si estás interesado en saber más sobre cómo se fabrica un panel solar aquí te dejamos otro vídeo que trata sobre ello.

¿Qué tipos de placas solares existen? 

La composición de las placas solares ha evolucionado mucho en los últimos años. Esos cambios han ido encaminados, sobre todo, a mejorar su rendimiento y eficiencia. Así pues, encontramos dos tipos de placas solares diferentes:

Monocristalinas

Este tipo de placas solares están formadas por multitud de celdas, también llamadas células fotovoltaicas, que hacen posible la transformación de la radiación solar en electricidad. Su color es uniforme, de un azul muy oscuro. Estas celdas están hechas fundamentalmente de silicio (Si), en un 98%, pero también de arseniuro de galio (GaAs), un componente presente en los dispositivos electrónicos más sofisticados. 

En este sentido, este tipo de paneles solares fotovoltaicos muestran una gran eficiencia debido a la pureza de su composición. Así pues, producen una mayor cantidad de electricidad y presentan un precio ligeramente superior a las placas policristalinas. Esto se debe fundamentalmente a que el silicio es un material más costoso que los demás, sin embargo es el que mayor producción solar garantiza. 

Por otro lado, una de las grandes ventajas de este tipo de panel solar es que mantiene su alto rendimiento incluso en zonas geográficas cuyo clima es más frío y sombrío, con tendencia a la niebla o la lluvia. Este tipo de paneles también son idóneos cuando tenemos un espacio muy pequeño para la instalación porque a menor superficie mayor absorción de radiación.

Policristalinas

Lo que diferencia a los paneles policristalinos de los monocristalinos es que este tipo de placas solares están compuestas por varios materiales distintos al silicio. Esta falta de pureza hace que su rendimiento y calidad sea menor al de los paneles monocristalinos. Es por ello que en Sunhero no los comercializamos en nuestras instalaciones. 

Esperamos que muchas de tus dudas iniciales se hayan disipado llegado este punto. No obstante ahora vamos a pasar a aclararte algunas otras preguntas frecuentes de nuestros clientes y que quizá también te hayan asaltado a ti ahora que te estás planteando instalar placas solares en tu hogar.

¿Se produce la misma energía solar en verano que en invierno?

La producción de energía solar es continua todo el año. Sin embargo, el volumen de producción variará dependiendo de la estación en la que nos encontremos. Y es que al margen del tipo de panel que hayamos escogido y del lugar de España en el que estén instalados, la producción de energía variará a lo largo de los meses.

Esto tiene una razón lógica y es que no tenemos las mismas horas de sol en cada estación del año. Así pues, en los meses cálidos, como en verano, en los que las horas de sol son más numerosas a lo largo del día, nuestra producción solar será mayor. Por contra, durante los meses de invierno tendremos una menor producción de electricidad porque gozaremos de menos horas de sol a lo largo de la jornada. 

Sin embargo, no hay que preocuparse porque las placas solares funcionan todo el año lo que nos ayudará a generar ahorros en nuestra factura de la luz durante todo el año. 

¿Las placas solares necesitan mantenimiento?

Un sistema solar fotovoltaico es muy sencillo de mantener. De hecho, las placas solares no necesitan una limpieza profunda. Normalmente es la propia lluvia la que se encarga de hacerlo. Además las placas solares  están diseñadas para ser muy resistentes y perdurables en el tiempo.

Dicho esto, para tener un mantenimiento óptimo de los paneles solares, se podrían limpiar entre tres o cuatro veces al año, sobre todo si tenemos elementos que puedan ensuciarlos como hojas de los árboles o la calima. 

En este sentido, la limpieza de los paneles solares corre a cargo del dueño de la instalación. Sin embargo, en aquellos casos en los que los clientes opten por la opción de alquiler del sistema fotovoltaico el mantenimiento de las placas solares se encuentra incluido en la oferta. 

¿Qué tipo de placas solares comercializamos en Sunhero?

En Sunhero contamos con la colaboración de marcas de prestigio y autoridad internacional en el sector fotovoltaico. Trabajamos con placas JA Solar y Hyundai. Ambas empresas comercializan paneles fotovoltaicos del tipo monocristalino y ofrecen tres potencias distintas: 380, 450 y 415 kW.

En cuanto a los inversores, trabajamos fundamentalmente con dos modelos de la marca Huawei, modelo SUN 2000 de distintas potencias, tanto monofásicos como trifásicos. 

Una de las razones por las cuales hemos elegido estos productos es porque son de una calidad premium y sus fabricantes tienen una trayectoria sólida y una larga experiencia en el mercado. Todas ellas son marcas pioneras e innovadoras en el sector de la energía solar fotovoltaica. 

Además de ser las más avanzadas tecnológicamente, estas marcas son reconocidas a nivel mundial. Otro de los motivos para escoger estos productos y no otros es que ofrecen una muy buena relación-calidad precio cuya garantía oscila entre los 10 y 25 años. Así pues para Sunhero son actualmente los mejores productos del mercado. 

Por otro lado, en Sunhero, sólo trabajamos con socios instaladores experimentados para garantizar la máxima calidad y fiabilidad en todas nuestras operaciones.

¿Qué ventajas tiene instalar placas solares en tu vivienda?

Instalar paneles solares en nuestro hogar puede resultar muy ventajoso tanto económicamente para ti como para el sistema eléctrico y el medio ambiente. Sin embargo, vamos a resumirte los puntos más importantes en este sentido.

Ahorro en tu factura de la luz

Al instalar paneles solares fotovoltaicos en tu hogar, tu vivienda va a ser capaz de generar su propia electricidad. Esto quiere decir que parte del consumo eléctrico del hogar va a hacer uso de esa electricidad que la instalación está generando, lo que hará que la demanda de electricidad externa se reduzca. Así pues, si la vivienda consume menos electricidad proveniente de la red eléctrica general, pagaremos menos en la factura de la luz a nuestro proveedor de energía eléctrica. Ten en cuenta además que tu instalación genera electricidad de manera gratuita, por lo que una vez amortizada la inversión en la instalación, el consumo de electricidad te saldrá gratis.

Por otro lado, si tenemos en cuenta que el precio de los paneles solares se ha reducido en al menos un 80% en los últimos diez años, realizar una instalación fotovoltaica en casa es cada vez más rentable, ya que se recupera la inversión inicial más rápidamente. 

Los expertos calculan una media de entre 7 y 8 años para poder amortizar una instalación fotovoltaica, sin embargo la realidad es que esta cuestión varía dependiendo de muchos factores:

Por ejemplo, la potencia instalada y la capacidad de producción de nuestra instalación nos dará una estimación de los posibles ahorros que obtendremos mediante su uso, a más ahorro, más rápido podremos amortizar la inversión. Por otro lado, debemos calcular la inversión inicial más los intereses en función de los plazos de pago, si los vamos a tener y, por supuesto, el pago de los impuestos con sus correspondientes descuentos a lo largo de los años. Aquí nos referimos fundamentalmente al Impuesto de Bienes Inmuebles que en muchos municipios españoles ya se encuentra bonificado. 

Por último, en esta ecuación también habrá que contemplar la posibilidad de acceder a las ayudas que concede el estado a través de las comunidades autónomas para la instalación de paneles solares, que también podrían reducir el tiempo de amortización de la instalación solar.

Menores emisiones de CO2 a la atmósfera

La energía solar es de origen renovable, esto quiere decir que no emite gases de efecto invernadero durante la generación de energía eléctrica. Además, el sol es una fuente inagotable y gratuita de energía.

Independencia energética

Al generar tu propia energía tendrás más libertad gracias a los ahorros que vas a conseguir en tu factura energética. Y es que ya no dependerás tanto de las fluctuaciones de precio que puedan conllevar situaciones geopolíticas preocupantes como las actuales. Por otro lado, si optas por instalar baterías esa independencia será todavía mayor, ya que la electricidad que generes y no uses, podrás acumularla y hacer uso de ella cuando más lo necesites. 

Revalorización del inmueble

Al igual que ocurre con otro tipo de reformas cualquier mejora o actualización de nuestro inmueble va a suponer una revalorización del mismo en el mercado. Sobre todo porque la instalación de paneles solares fotovoltaicos va a conseguir mejorar la eficiencia energética del hogar y reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero; dos cuestiones cada vez más importantes para nuestra sociedad. Es por ello que diversas agencias inmobiliarias ya están notando el efecto positivo en el mercado de los inmuebles que ya tienen instaladas placas solares, porque cada vez más clientes lo están demandando. Puedes leer más sobre la revalorización de tu vivienda con placas solares en este artículo.

¿Cuánto cuesta realizar una instalación fotovoltaica en tu hogar?

Como es lógico las necesidades energéticas de cada vivienda varían mucho de un hogar a otro. Y es que el consumo energético de una vivienda depende de varios factores que a su vez repercutirán en el tamaño de la instalación y por lo tanto en su coste y en su posterior amortización. Igualmente sí que podemos hacer algunos cálculos genéricos para poder hacernos una idea aproximada de lo que supondría económicamente tomar esta decisión. 

Pequeño Consumo

Cuando en la vivienda conviven entre una y dos personas. Este tipo de hogares suelen tener una demanda de electricidad cercana a las 4,800 kWh al año. Esta opción contemplaría la instalación de 8 paneles solares con una potencia pico de 3 kW. Esta instalación tendría un coste aproximado de 5.600€ o una cuota mensual de alrededor de 47€/mes si optamos por el alquiler. Nos aportaría un ahorro económico en electricidad de unos 900€ anuales.

Consumo mediano

Este ejemplo sería aplicable a una vivienda en la que conviven entre 3 y 4 personas y tiene un consumo medio de electricidad al año de aproximadamente 7.300 kWh al año. En este caso se optaría por instalar 12 paneles solares con una capacidad de producción pico de 4,6 kW. El coste en modo compra de este sistema fotovoltaico estaría alrededor de 7.300€ o unos 62€ al mes si optamos por la opción de alquiler. Esta instalación fotovoltaica procurará un ahorro anual de unos 1.100€ en la factura de la luz. 

Gran consumo

Hablamos de gran consumo para todos aquellos inmuebles que tienen un consumo eléctrico mayor que los dos anteriores o bien tienen además elementos como un vehículo eléctrico o piscina, añadidos a los electrodomésticos habituales de una vivienda. Este tipo de viviendas suelen alcanzar un consumo anual de 9,700 kWh al año o más. Así pues, en esta opción Sunhero propone instalar 16 paneles solares con una potencia pico de 6 kW.  Si esta es tu situación, comprar este sistema fotovoltaico te costará a partir de 9.200€ y si optas por la modalidad de alquiler, entonces estaríamos hablando de una mensualidad de alrededor de 77€. 

Optar por alquilar o comprar tu sistema fotovoltaico es una decisión muy personal, pero no te preocupes porque nuestros expertos te asesorarán sobre cuál es la mejor opción en tu caso. De todas formas, a continuación te vamos a detallar cuáles son las ventajas de una u otra opción de pago para que puedas valorar cuál te conviene más. 

Modelos de pago para placas solares: ¿Alquilar o comprar?

Ante la inversión que puede suponer la instalación de placas solares en nuestro hogar, muchas familias se plantean cómo van a poder afrontar este pago. En Sunhero los sabemos y no queremos que esto suponga un inconveniente a la hora de dar el paso hacia la producción de tu propia energía. Por eso, nosotros trabajamos con tres fórmulas de financiación:

Compra

Si prefieres comprar la instalación fotovoltaica, puedes hacerlo. En Sunhero te solicitamos un 10% del importe total del presupuesto después de la primera visita. El 90% restante solo se abonará una vez finalizados los trabajos de instalación.

Compra financiada

En Sunhero también ofrecemos la opción de financiar la compra de tu instalación fotovoltaica. Para ofrecer este servicio, nosotros trabajamos con el Banco Santander. Con ellos, puedes optar por realizar el primer pago hasta dos meses después de haber finalizado la instalación. También podrías pagar parte del importe por adelantado y financiar el resto. Esta opción está sujeta a una evaluación por parte de la entidad financiera colaboradora. 

Contrato de renting

Como hemos dicho anteriormente, en Sunhero te ofrecemos la posibilidad de alquilar tu instalación fotovoltaica. Con esta opción, no tendrás que hacer inversión inicial por lo que empezarás a ahorrar desde el primer día. Durante los 20 años que dura el contrato pagarás una mensualidad fija por tu instalación y si al finalizar este periodo o en cualquier otro momento cambias de opinión siempre tienes la opción de compra. Esta opción tiene además otra ventaja y es que incluye el servicio de mantenimiento. 

Descenso de los precios de los paneles solares

La realidad es que el precio de una instalación fotovoltaica actualmente es mucho más asumible que hace unos años. Entre otras cuestiones esto se debe a que el precio de los paneles solares se ha reducido en al menos un 80% en la última década. La previsión es que siga haciéndolo en los próximos años gracias a una serie de factores que explicaremos a continuación. 

Legislación favorable

El Ejecutivo español lleva desde el año 2018 legislando para promover la instalación de paneles solares en los tejados de nuestro país. Se trata de una estrategia que se materializa en el Plan Integrado de Energía y Clima desarrollado por parte del Ministerio de Transición Ecológica. Este ambicioso proyecto contempla los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de nuestra economía y la promoción y desarrollo de las energías renovables, además de mejorar la eficiencia energética. Todo ello en línea con las directivas europeas que trabajan en este mismo sentido como puede ser el Pacto Verde. Por otro lado, se pretende aprovechar la privilegiada situación de nuestro país con respecto a otros en cuanto a horas de sol. 

Reducción de costes de fabricación

La mejora en la eficiencia y rendimiento de la producción ha hecho que la fabricación de paneles solares se haya visto incrementada año a año. Una respuesta eficaz del sector a una creciente demanda por parte de la sociedad de generar energía de manera renovable. 

Avances tecnológicos

Este punto está estrechamente ligado al anterior. Este abaratamiento de la fabricación de placas solares se ha debido también a los avances innovadores en la tecnología de los paneles solares, que los ha hecho más eficientes mejorando su rendimiento y su durabilidad. 

Esta tendencia a la reducción de los costes ha sido clave para la proliferación de instalaciones fotovoltaicas en nuestro país. De hecho, según datos de la UNEF, los números del sector son muy buenos. En 2021, se instalaron 4.676 megavatios pico de potencia solar fotovoltaica en nuestro país, de los cuales 1.430 pertenecen al autoconsumo. Esto supone ya un 30% del total. Puedes leer más sobre las claves de la evolución del coste de las placas solares en este otro artículo.

¿Es mi tejado apto para instalar paneles solares?

Como sabes, los paneles solares suelen instalarse en los tejados de las viviendas. En este sentido, debemos conocer bien el estado de nuestro tejado, pero también otras cuestiones relacionadas con él que influyen de manera decisiva en la instalación de placas solares. He aquí algunas de estas cuestiones:

Estado de la cubierta

Aunque parezca lógico, muchas veces cuando nos planteamos instalar paneles solares no caemos en la cuenta de que éstos van a ir colocados en una superficie que suele estar sometida a las inclemencias climatológicas todo el año. Dependiendo del material del que esté hecho nuestro tejado y del mantenimiento que le hayamos hecho a lo largo de los años, presentará un aspecto u otro y unas condiciones más o menos propicias para realizar una instalación fotovoltaica. En este sentido, conviene que la cubierta de la vivienda se encuentre en buen estado por dos motivos: el primero, para poder aguantar bien el peso de la instalación y, segundo, porque una instalación fotovoltaica tiene una vida útil cercana a los 25 años. Esto quiere decir que una vez que hayamos instalado los paneles solares es probable que no vayamos a tocar el tejado en todo ese tiempo, así que es conveniente que seamos conscientes de esta cuestión y subsanar cualquier desperfecto antes de realizar la instalación para evitar inconvenientes en el futuro. 

Dimensiones del tejado

Para saber cuántos paneles solares se pueden instalar, debemos tener en cuenta las dimensiones útiles de nuestro tejado. Esto no hace falta que lo sepamos de antemano, sencillamente influirá en el tamaño y potencia que podamos llegar a tener instalada. En cualquier caso, hoy en día existen gran variedad de paneles y potencias en el mercado para elegir los más adecuados para nuestro caso.

Orientación e inclinación

Hay muchos tipos de inmuebles y con ellos, muchos tipos de tejados. Aunque la instalación se puede realizar en la gran mayoría de ellos debemos saber que la orientación preferible para una óptima generación es la sur, porque es la que mayor radiación solar recibe a lo largo del día y del año. Por otro lado, la inclinación también es un factor clave a la hora de obtener un buen rendimiento de los paneles solares. La inclinación debe ser inferior a 40 grados, por lo que cualquier instalación debe tender a conseguir dicha inclinación. 

Sombras

Los paneles solares consiguen producir más energía cuanto mayor exposición a la radiación solar tienen, por lo que habrá que evaluar la presencia de sombreados en el tejado. Árboles u otros edificios cercanos que puedan provocar sombras sobre nuestra cubierta pueden entorpecer y empañar un buen desempeño de la generación de electricidad de nuestra instalación solar. 

Material y resistencia del tejado

Al hilo del primer punto en el que explicamos el estado de conservación del tejado se encuentra el tipo de material del que está construido y su resistencia. 

Aunque se pueden instalar paneles solares en prácticamente cualquier tejado es conveniente saber que éste debe ser resistente y aguantar el peso de la estructura. Así pues el tejado de teja cerámica o de pizarra son materiales muy habituales en las construcciones españolas y, en general, permiten una buena instalación fotovoltaica sin mayores complicaciones por su resistencia y durabilidad. 

No obstante, si nos referimos a construcciones de tipo rural en las que priman otro tipo de techumbres, como la paja o la madera, aquí habría que valorar si es posible o no efectuar la instalación. Otro ejemplo de tejado que presenta graves dificultades para la instalación de paneles solares es el que está hecho de hierro corrugado. En estos casos nosotros no garantizamos la instalación. 

Este tipo de materiales no son los más ideales para acometer una instalación fotovoltaica con seguridad por su menor resistencia al peso. 

En Sunhero hacemos una valoración de esta cuestión antes de efectuar la instalación de paneles solares. 

También puedes leer más sobre qué tejados son aptos para la instalación de placas solares en este otro artículo.

Proceso y duración de la instalación de placas solares

El proceso de instalación de placas solares no es largo. Lo primero que se hace una vez se ha elaborado el estudio de valoración y viabilidad de la instalación es solicitar las autorizaciones municipales. Este paso no suele demorarse más de 2 a 3 semanas, aunque es cierto que depende de la agilidad administrativa de cada ayuntamiento.

Por otro lado, si está interesado en solicitar ayudas o subvenciones, el trámite puede durar entre 1 y 2 meses. En este caso, son las Comunidades Autónomas quienes llevan estos trámites, pero se solicitan en paralelo con todo el proceso anterior. 

Una vez recibidos los permisos, se procede a la instalación de las placas solares. El montaje solamente toma entre uno y dos días como máximo.

Este plazo puede variar si las condiciones climatológicas no acompañan. Sobre todo si llueve o hace viento. Para nosotros la seguridad es lo primero y acometer la instalación en esos momentos podría suponer un riesgo tanto para el personal instalador como para el edificio y sus aledaños.

En cualquier caso, en Sunhero tomamos todas las precauciones para cumplir con las normas de seguridad necesarias para la instalación de paneles solares fotovoltaicos.

Pasos para realizar la instalación fotovoltaica

  • Colocar las estructuras que van a hacer de soporte de las placas solares.
  • Sujetar la cubierta.
  • Fijar las placas solares a los soportes.
  • Conectar las placas solares entre sí y, posteriormente, con el inversor.
  • Efectuar la conexión del inversor al cuadro eléctrico.
  • Si se trata de instalaciones aisladas de la red, se debe realizar también la conexión del sistema fotovoltaico con las baterías.

Conviene señalar que al ser trabajos que se realizan en altura, en algunos casos es necesario contar con andamiaje. En esta situación, dichos andamios se colocarán lo primero de todo y también será lo último que se retire de la propiedad. Otras veces los trabajos se realizan con ayuda de una grúa.

Qué permisos y documentos necesitas para instalar tus placas solares

En España cada Comunidad Autónoma tiene su propia normativa para instalaciones solares fotovoltaicas. En este sentido, nosotros nos encargamos de solicitar los permisos de acceso y conexión a las autoridades locales. 

Debes saber que las instalaciones de pequeño tamaño, es decir, la gran mayoría de instalaciones residenciales, no necesitan un permiso específico para ejecutar los trabajos de instalación. Aunque sí que aconsejamos notificar al Ayuntamiento de nuestra localidad el inicio de los trabajos en nuestro hogar. Normalmente con una comunicación previa es suficiente. 

Con esto queremos decir que no suele ser necesario solicitar una licencia de obra ya que, actualmente, la mayoría de las comunidades autónomas no exigen su solicitud al consistorio local. 

Normalmente, las autorizaciones municipales no suelen demorarse demasiado y se pueden obtener en un tiempo aproximado de 2 a 3 semanas.

Por otro lado, avisar al consistorio de nuestra localidad de que vamos a realizar una instalación solar fotovoltaica en nuestro hogar puede acarrearnos algunas ventajas. Por ejemplo, una de ellas será que nos podamos enterar de las bonificaciones fiscales existentes de cara al pago del IBI ya que muchos ayuntamientos han aprobado este tipo de medidas que buscan promover la instalación de energía solar en los edificios residenciales.  

Proceso de legalización de un sistema solar fotovoltaico

Lo más habitual en el caso de un inmueble de uso residencial es aplicar el mecanismo de autoconsumo con excedentes acogidos a compensación. Esto es porque la potencia instalada suele ser menor o igual a 100 kW. Esta fórmula significa que podrás recibir una rebaja económica en tu factura mensual de electricidad por los excedentes de autoconsumo enviados a la red eléctrica general, es decir, por toda la electricidad sobrante que no hayas utilizado y se haya volcado a la red.

El proceso es el siguiente:

  • La Comunidad Autónoma notifica a la distribuidora en un plazo de 10 días la recepción de la documentación que acredita la puesta en marcha de la instalación.
  • Con esta documentación, la distribuidora tiene otros 5 días para enviar la modificación del contrato a la comercializadora y al consumidor.
  • Una vez recibida la modificación, el consumidor puede notificar a la distribuidora en un plazo máximo de 10 días si hay alguna discrepancia.

El procedimiento completo que incluye la solicitud de permisos, el montaje y la legalización del sistema fotovoltaico suele durar entre 2 y 3 meses, aunque es cierto que, según la región, puede alargarse hasta los 5 o 6 meses.

Como has podido observar, la duración del proceso de legalización de placas solares es variable, ya que cada Comunidad Autónoma establece sus propios procedimientos a seguir. Puedes leer más al respecto en este artículo.

Esperamos que esta guía de una instalación solar fotovoltaica te haya resultado útil y te haya ayudado a tomar una decisión informada y consciente para pasarte a la energía solar y contribuir con tu granito de arena a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Más artículos

decoration
decoration

Da el primer paso!

Completa nuestra calculadora solar gratuita y recibe una oferta personalizada

PIDE TU PRESUPUESTO