Es rentable instalar paneles solares

Conclusión: ¿Es rentable instalar paneles solares?

Clío Beruete

Lectura de 5 min

ÍNDICE

Disfrutar de la energía solar es ya una realidad al alcance de todos. Una energía renovable y limpia que puede ayudar a reducir nuestra huella de carbono pero también nuestra factura de la luz. Desde la aprobación del Real Decreto Ley de Autoconsumo en 2019 cada vez son más los ciudadanos españoles que se suman a esta iniciativa. 

De hecho, aquel año se conectaron más de 4.500 MW a la red eléctrica a través de instalaciones fotovoltaicas. A pesar del parón que supuso 2020, en abril del año siguiente España había conseguido superar los 12.000 MW de capacidad instalada en el sistema eléctrico nacional.

Y es que la normativa de 2019 pasaba a regular entre otras cuestiones la posibilidad de que empresas y ciudadanos particulares pudieran generar su propia energía como fórmula más eficaz para ayudar en la descarbonización de la economía española. A pesar de las buenas perspectivas, la realidad es que nuestro país debe afanarse si quiere cumplir con los objetivos planteados en el PNIEC, un documento en el que se fija como objetivo alcanzar los 39 GW instalados para 2030. 

A esto se le suman las grandes subidas de precio de las tarifas eléctricas que se están produciendo en España desde junio de 2021, y que son ya las más altas de su historia. Esto ha hecho que valga la pena más que nunca valorar si realmente es rentable instalar paneles solares.

En este post te explicamos cómo se puede reducir la factura de la luz a través del autoconsumo y si nos conviene más instalar paneles solares propios o aprovechar la modalidad de alquiler.

¿Cómo se generan ahorros con paneles solares?

ahorro_de_energia

Lo primero que debes tener claro es que instalar placas solares fotovoltaicas en tu hogar te convierte en un productor de energía. Esto es porque los paneles solares van a generar una cantidad de energía concreta que podrás utilizar para autoconsumo, es decir, para el uso energético de tu hogar. 

Sin embargo, cuando no estés usando esa energía que está produciendo tu instalación tendrás dos opciones. O bien se almacena en una batería o bien se vierte a la red eléctrica general. 

Si optas por la segunda, es decir, verter la energía sobrante a la red eléctrica debes saber que esa cantidad de energía generada que no usas se convierte en un excedente y que al ser enviada a la red local podrás obtener una compensación en tu factura de la luz. Esta compensación por excedentes de autoconsumo puede ayudar también a amortizar más rápido el coste de los paneles solares.

¿Qué es la compensación de excedentes?

Una instalación fotovoltaica comienza a generar energía desde el primer minuto que sale el sol y sus rayos impactan sobre las placas solares. Si bien es cierto que el mayor flujo de energía será generada en las horas centrales del día. En este sentido, es durante estas horas cuando es mejor gastar la energía producida. Como no siempre es posible hacerlo, aquella energía sobrante puede ir a parar a la red eléctrica general. Es decir, que aquella energía que no usas para tu autoconsumo, por ejemplo, para el uso de tus electrodomésticos, calefacción o la iluminación de tu hogar, se lo das a la red para que lo usen otros consumidores.

Con esta energía que se vierte a la red se pueden hacer dos cosas: o bien obtener una compensación económica por ella, lo que se conoce como compensación de excedentes, o no. 

En realidad, la compensación de excedentes no significa que te paguen por los kilovatios vertidos a la red eléctrica sino que por cada uno de ellos, la comercializadora que tengas contratada va a proporcionarte un descuento para reducir el importe final de tu factura de la luz. De esta manera, la compensación de excedentes supone un ahorro mensual en el gasto de electricidad.

La otra opción es solicitar los permisos para convertirse oficialmente en productor de energía y vender al mercado eléctrico nacional los excedentes. Sin embargo, la realidad es que esta vía es farragosa, complicada y muy poco común para productores residenciales de tan pequeño tamaño, pero es bueno que sepas que la posibilidad existe.

¿Cómo puedo solicitarla?

La compensación de excedentes es un acuerdo que se establece con la comercializadora. Por lo que después de haber instalado los paneles solares, lo deberás solicitar a tu compañía eléctrica. En Sunhero te asistimos con todo el proceso de instalación, así como en la solicitud del cambio de tarifa con tu comercializadora.

Esto quiere decir que los precios por los kilovatios vertidos a la red eléctrica van a depender de cada comercializadora de electricidad. Estudia con detenimiento cuál se ajusta mejor a tus necesidades. De todos modos, lo que es cierto es que el precio por la electricidad vertida será siempre menor al cobrado por la energía tomada de la red general. De forma que tu comercializadora no te va a pagar por la energía sobrante sino que te descontará un montante concreto después de hacer balance entre lo que has tomado de la red eléctrica y lo que has vertido a la misma.

En este sentido, el descuento que nos pueda hacer la comercializadora se aplicará sobre la parte variable de la factura, esto es, sobre nuestro consumo. Así pues, el máximo ahorro que nos aportará sería reducir hasta cero esa parte de la factura, aunque nunca nos pagarían por los kilovatios más allá de eso. Sin embargo, el montante fijo de la misma, que pagamos como cuota por tener acceso a la red, se mantendrá siempre estable y por tanto se cobrará igual. 

En cualquier caso, la capacidad de generación que tenga nuestro sistema fotovoltaico va a depender de varios factores como puede ser el tipo de vivienda, la superficie disponible de tejado, la situación geográfica, el clima o la estación del año y, por supuesto, de los hábitos de consumo del propietario de la instalación.

Adicionalmente, tanto las subvenciones sobre los impuestos municipales como las nuevas ayudas aprobadas por el Gobierno de España te pueden ayudar a amortizar más rápidamente la inversión.

Bajo las condiciones adecuadas, se pueden generar ahorros de hasta el 50% en la factura de la luz de forma mensual, recuperando la inversión de las placas en un tiempo aproximado de tan solo 6 años. Aunque estos datos dependen como decíamos de cada instalación particular y de la consecución o no de subvenciones.

Si estás interesado, recibe con nuestra calculadora solar una estimación del ahorro potencial a obtener al instalar placas solares en tu vivienda.

Comprar o alquilar placas solares

La instalación de placas solares fotovoltaicas en nuestro hogar es una opción cada vez más atractiva para miles de hogares. Además, el gran crecimiento de este mercado ha hecho que las empresas instaladoras ofrezcan cada vez más soluciones de comercialización. 

Así, en términos generales podemos optar por tres fórmulas distintas, el leasing, el renting o la compra de la instalación (recordemos que hablamos de paneles solares, inversor y, en su caso, batería). 

Así pues, la decisión de escoger una opción u otra dependerá de tu presupuesto y de tus preferencias. A continuación te explicamos las tres fórmulas más habituales.

  • Compra: Si quieres ser el propietario de tu instalación y maximizar su rentabilidad total durante toda su vida útil, la opción de compra es la más recomendable. Aquí conviene recordar que la vida útil estimada de los paneles solares ronda los 30 años. En el caso del inversor y la batería suele ser menor, rozando los 10 años en el primer caso y los 3000 ciclos de carga en el segundo.
  • Alquiler: La modalidad de alquiler de placas solares te permite obtener ahorros desde el primer día, sin tener que desembolsar ni un euro de inversión inicial. Esta opción te permite tener una cuota fija mensual. Si elegimos alquilar la instalación su periodo de amortización será más prolongado. Además, con Sunhero puedes convertirte en el dueño del sistema fotovoltaico instalado por solo 1 € al finalizar el contrato de 20 años y disfrutar de forma gratuita de la energía generada durante el resto de su vida útil (la duración media de los paneles es de aproximadamente 30 años). Por otro lado, con esta opción, Sunhero te ofrece garantía, soporte técnico y servicio de mantenimiento del sistema durante el tiempo contratado. 
  • Financiación: En Sunhero te ofrecemos una tercera opción que consiste en la financiación de la compra de tu sistema fotovoltaico. Tenemos diferentes opciones de financiación a medida, permitiéndote ser el propietario de tu sistema, pero evitando la inversión inicial.

En Sunhero te acompañamos durante todo el proceso administrativo, de legalización y puesta en marcha de tu instalación de paneles solares. Como cada persona tiene circunstancias diferentes, ofrecemos tanto la modalidad de compra, financiación y alquiler de placas solares, todo con el apoyo de los mejores socios instaladores locales.

Ahora que sabes que efectivamente es rentable instalar paneles solares, solamente tienes que decidir si prefieres la opción de compra o la de alquiler de paneles solares. 

Consulta a nuestros expertos, para realizar un estudio de tu caso particular de manera gratuita y sin compromiso.

Más artículos

decoration
decoration

Da el primer paso!

Completa nuestra calculadora solar gratuita y recibe una oferta personalizada

PIDE TU PRESUPUESTO